Generalmente relacionamos el crecimiento tumoral con arquitecturas caóticas e informes, desordenadas. Pero no siempre es así, especialmente en el caso de las neoplasias más benignas. En ocasiones, es posible encontrar cierto orden, algunas arquitecturas estables y repetitivas. Orden dentro del caos.

Los cuerpos de Verocay son característicos y fácilmente reconocibles a pocos aumentos. Generan bandas de núcleos en empalizada que alternan con áreas anucleares.

Un buen ejemplo son los denominados cuerpos de Verocay que pueden observarse en schwannomas. Corresponden a una característica disposición apilada en empalizada de dos filas de núcleos alargados que alternan con zonas acelulares compuestas por procesos citoplasmáticos.

Detalle de la ordenación nuclear a mayor aumento.

Su origen parece estar en una sobreexpresión de lamininas por parte de las células de Schwann tumorales. Las lamininas son glucoproteínas que contribuyen a la cohesividad celular, una función esencial para estas células de las vainas nerviosas a la hora de envolver y mielinizar axones. Probablemente esta necesidad de mantenerse estrechamente unidas que tienen las células junto con la continua producción de matriz proteica sean las responsables de generar esta curiosa disposición celular.

Diagrama esquemático de la estructura de los cuerpos de Verocay.

Aunque los cuerpos de Verocay se asocian generalmente con schwannomas, pueden verse estructuras similares en otros tipos tumorales también mesenquimáticos (leiomiomas, por ejemplo) o epiteliales (no es raro ver una pauta similar en tricoblastomas).

Por cierto, el epónimo procede de su descubridor, José Juan Verocay (1876-1927), patólogo uruguayo que dedicó la mayor parte de su trabajo a la neuropatología. Tras sus observaciones, acuñó el término “neurinoma”, que más tarde se convertiría en “neurilemmoma” (Purdy, 1935) y, finalmente, en “schwannoma” (Harkin, 1968).

Shortsleeve CM, Kihiczak N. Verocay: The body and the man: Lauded Too Late: The Uruguayan Jose Verocay. Dermatopathology: Practical and Conceptual. 2002

Wippold FJ, Lammlea M, Anatellid F, Lennerzd J, Perry A. Neuropathology for the neuroradiologist: Palisades and pseudopalisades. Am J Neuroradiol. 2006;27:2037–41.