Elegir un microscopio adecuado para nuestras necesidades siempre es una tarea delicada. Conviene encontrar el equilibrio entre coste y calidad. Ni demasiado caro, ni demasiado sencillo.
Lo primero que debemos plantearnos es qué uso le vamos a dar: si lo vamos a usar simplemente para mirar algún raspado cutáneo, algún sedimento urinario o alguna citología ocasional o si, por el contrario, vamos a hacer un uso intensivo y necesitamos un mínimo de calidad.
En este segundo caso, un microscopio de gama media con posibilidad de añadir accesorios (oculares, sistemas de medición, microfotografía) parece una elección suficiente. Aunque existen diversas marcas, voy a centrarme en tres, por ser bien conocidas y de calidad contrastada: Carl Zeiss, Nikon y Olympus.

Personalmente utilizo en la actualidad un Nikon y un Zeiss, ambos con adaptador para cámara reflex. Los Olympus los utilicé hace ya años y me consta que no desmerecen en nada a las otras dos marcas.


Microscopios Nikon


 

 

 

 

 

 La serie Eclipse E100 y E200 de Nikon (www.nikoninstruments.com) es una buena opción. La óptica tiene una buena corrección de la aberración cromática y la curvatura de campo (dos factores que afectan a la nitidez). La ergonomía es buena, de forma que se pueden pasar horas al microscopio sin sentirse incómodo (vale, vale, me he pasado: cambio “horas” por “ratos largos”) y el campo de visión es amplio, algo que los ojos agradecen (hay dos diámetros disponibles). Si tuviera que buscarle una pega, sería el desvanecimiento progresivo, con el tiempo, de la intensidad lumínica, aunque las versiones actuales funcionan con sistemas de iluminación LED que imagino solventan ese problema.

En España el único distribuidor que conozco es Izasa (www.izasa.es).
Microscopios Zeiss.
La serie PrimoStar de Zeiss (www.zeiss.com) sería una buena elección para la clínica. Personalmente estoy encantado con la óptica de esta marca. El Zeiss que utilizo habitualmente tiene una nitidez y una claridad de campo que, sobre todo al principio, sorprenden. Como en el caso anterior, también permiten  acoplar un adaptador para cámara, son cómodos para trabajar y la relación calidad/precio es adecuada. Una buena elección, sin duda.
En España distribuye Carl Zeiss Microimaging (www.zeiss.es/micro)
Microscopios Olympus

 

 

 

 

 

 

 

 Los CX de Olympus (http://www.microscopy.olympus.eu) quedan dentro de la línea que estamos abarcando. Aunque no tengo experiencia directa con esta marca, sí tengo buenas referencias. Por lo que he visto, sin embargo, parece que no usan iluminación LED, a diferencia de los anteriores.

Con independencia de la marca y las preferencias personales de cada cuál por una u otra (creo que las tres expuestas son garantía de calidad), una recomendación genérica: los objetivos son el elemento clave de un microscopio. Mi sugerencia es que escojáis, para citología, un 4x, un 10x, un 20x y un 40x. Personalmente, no utilizo nunca el objetivo de inmersión 100x (digamos que el árbol no me deja ver el bosque). Y muy recomendable también, que sean de tipo Plan-Acromáticos y no sólo Acromáticos.