El grupo de Roberta Rasotto¹, del Departamento de Patología Comparada de la Facultad de Veterinaria de Pádua, ha publicado recientemente en Veterinary Pathology un interesante trabajo sobre parámetros predictivos de invasión linfática en diversos tipos de carcinoma mamario.
Partiendo de 245 casos retrospectivos han valorado los siguientes parámetros:
1.- Subtipo tumoral (utilizando una doble clasificación, la de Misdorp² y la de Clemente³).
2.- Infiltración peritumoral.
3.- Imitación vasculogénica (la capacidad que tienen algunas células neoplásicas para imitar formaciones vasculares primitivas).
4.- Existencia o no de patrón micropapilar (un patrón de crecimiento tumoral en forma de papilas sin estroma conectivo de soporte).

Fig. 1. Crecimiento micropapilar en un carcinoma mamario. La capacidad de la célula para crecer sin un estroma conectivo de soporte se considera criterio de malignidad.


Comparando dichos parámetros con la existencia o no de invasión linfática y/o metástasis ganglionar, y aplicando valoraciones estadísticas, concluyen que el subtipo de carcinoma, la invasión peritumoral y la existencia de patrón micropapilar son factores predictivos, mientras que la imitación vasculogénica no parece serlo. De los dos sistemas de clasificación, ambos tienen valor predictivo, si bien la clasificación de Clemente presenta una correlación positiva más alta.  

Fig. 2. Imitación vasculogénica en un carcinoma mamario. En el perro este tipo de imágenes se encuentran principalmente en carcinomas anaplásicos. Se considera una evidencia de falta de diferenciación y de la gran plasticidad de las células neoplásicas.

Destaca la inclusión de dos nuevas variedades de carcinoma propuestas, no incluidas en la clasificación de la OMS de 1999: el Comedocarcinoma y el Carcinoma y Mioepitelioma maligno (CMM).  En mi experiencia, ambos subtipos son poco frecuentes con respecto a otras variedades, y llama la atención la frecuencia con la que el grupo de Rasotto diagnostica comedocarcinomas (un 20% de los casos analizados). En mi caso, encuentro comedocarcinomas con cierta frecuencia en la gata, pero pocas veces en tumores caninos.
A destacar también los mejores resultados predictivos que tiene el sistema de gradación propuesto por el grupo de Laura Peña con respecto al sistema propuesto por Misdorp. Aplicando el sistema de Clemente, Rasotto encuentra invasión linfática en un 20% de los carcinomas de grado I, 74% en los de grado II y 95.6% en los de grado III. Los porcentajes para las metástasis ganglionares son 8.3%, 49% y 94.2%, respectivamente.  

Fig. 3. Imagen de invasión vascular linfática en un carcinoma mamario. Rodeando al grupo epitelial atípico puede apreciarse el contorno vascular tapizado por un fino endotelio.

El patrón micropapilar, quizá la principal novedad predictiva de este trabajo, está presente en un 22% del total de carcinomas analizados, especialmente en los de grado II (38,9%) y grado III (53.7%). Un valor nada despreciable y un nuevo parámtero a tener en cuenta.
1.- R. Rasotto, V. Zappulli, M. Castagnaro, M. H. Goldschmidt. A Retrospective Study of Those Histopathologic Parameters Predictive of Invasion of the Lymphatic System by Canine Mammary Carcinomas. Vet Pathol  2012 49: 330-340.
2.- Misdorp, W. Tumors of the mammary gland. En: Meuten DJ, ed. Tumors in Domestic Animals, 4º ed. Ames, IA: Iowa State Press; 2002:575-606, 764.
3.- M. Clemente, M. D. Pérez-Alenza, J. C. Illera, L. Peña. Histological, Immunohistological, and Ultrastructural Description of Vasculogenic Mimicry in Canine Mammary Cancer. Vet Pathol,  2010; vol. 47, 2: pp. 265-274.