Felino, europeo, 8 años, macho. Presenta linfadenomegalia superificial generalizada persistente, sin anomalías en el hemograma, asociada a cuadro de apatía, anorexia y debilidad. No se refieren anomalías ecográficas tóraco-abdominales.

Extensiones hipercelulares con predominio de linfocito atípico de pequeño tamaño, con presencia de formas linfoblásticas relativamente abundante. Fondo linfoglandular inapreciable.

Predominan formas nucleares con acusada irregularidad de contorno nuclear, con angulaciones y, ocasionalmente, indentaciones. Imágenes de amoldamiento nuclear en algunas áreas.

Predominio homogéneo, monótono, de linfocito atípico, en este campo con mayor grado artefactual y residuo de población linfoide residente.

DIAGNÓSTICO:   LINFOMA MULTICÉNTRICO (NODAL PURO).
COMENTARIOS:  Neoplasia maligna de origen linfoide, con pronóstico generalmente grave. La afección ganglionar superficial exclusivamente es poco frecuente en gatos (4-10% de linfomas). Es más frecuente, por el contrario, la afección ganglionar superficial en linfomas de otra localización (alimentarios, mediastínicos, etc). Las formas nodales puras son generalmente de fenotipo T y los pacientes son generalmente FeLV+. La aproximación terapéutica viene determinada por el estadio de enfermedad y el estado general del paciente. La quimioterapia combinada induce remisión completa o parcial en el 50-70% de los pacientes, con tiempos de supervivencia de 4 a 6 meses, existiendo un 25-30% de casos en que la supervivencia se alarga hasta un año o más. Los factores pronósticos más relevantes en pacientes afectados son los siguientes:
1.- Estadio clínico: los estadios I y II (linfadenopatía única o múltiple regional, no generalizada) presentan mejor pronóstico que los pacientes en estadios III-V (linfadenopatía generalizada, afección hepatoesplénica, afección sanguínea).
2.- Estado general: los pacientes asintomáticos presentan mejor pronóstico que los pacientes con síntomas generales.
3.- Grado histológico (bajo, medio, alto).
4.- Inmunofenotipo: los linfomas caninos y humanos de célula T (CD3+) presentan tiempos de supervivencia inferiores que los linfomas de célula B (CD79a +). En la especie felina este factor no está todavía confirmado, aunque se sospecha probable.
5.- La terapia previa con corticoides reduce el tiempo de efectividad de la quimioterapia.