Punción de una nodulación cervical lateral de una gata de 12 años, de tamaño y aspecto macroscópico no indicados.

Placa cohesiva de célula epitelial tiroidea. Se aprecia relación núcleo/citoplasma aceptable, bajo grado de anisocariosis, contornos nucleares lisos o muy levemente irregulares. La cohesividad celular es alta y predomina una imagen de homogeneidad, con baja atipia. El citoplasma contiene una fina granulación grisácea o azulada oscura.

DIAGNÓSTICO: Adenoma de tiroides.

Las neoplasias tiroideas en el gato son mayoritariamente benignas, hiperplasias o adenomas, muchas veces funcionales. La paciente referida era hipertiroidea. La distinción citológica entre adenomas y adenocarcinomas (que en el gato suponen entre el 1 y el 2% de las neoplasias tiroideas) es difícil, por lo que siempre es recomendable la valoración histológica posterior.Las punciones típicamente proporcionan agrupaciones celulares cohesivas como las de las imágenes, frecuentemente con un fondo eritroide abundante. La célula presenta un leve incremento de la relación núcleo/citoplasma, citoplasma tenuemente basófilo, a menudo con material granular gris oscuro o azulado (supuestamente gránulos de tirosina, visibles en la tercera imagen).