El pasado sábado 14 asistimos a la “Jornada de Oncología Avanzada” organizada por AVEPA y GEVONC (Grupo de Especialidad Veterinaria en Oncología), presentada por Josep Pastor. Entre otros, se abordó el tema de los sarcomas felinos asociados a puntos de inyección y Pastor nos hizo una excelente puesta al día en el tema. Además, Marta León, de Merial, presentó la vacuna Oncept IL-2.

Imagen histológica de un SAPI de alto grado.

Imagen histológica de un SAPI de alto grado.


Pastor empezó hablando de las primeras descripciones de este tipo de sarcomas  a principios de la década de los 901,2. Si bien no es un fenómeno exclusivo del gato y encontramos casos esporádicos en el perro, ciertamente la frecuencia es mucho mayor en la especie felina, probablemente por la intervención de factores genéticos3,4.
SAPI, una neoplasia agresiva.
Los sarcomas asociados a punto de inyección (SAPI) suponen entre el 6-12% del total de las neoplasias felinas, y un 40% del total de neoplasias cutáneas.  Son tumores agresivos, altamente invasivos y con una marcada tendencia a la recurrencia local. Poseen algunos rasgos característicos, como la frecuente coexistencia de componente inflamatorio o la también frecuente formación de cavidades intratumorales repletas de líquido.
Inicialmente relacionados con la vacuna de la rabia o de FeLV, actualmente sabemos que pueden asociarse a otros desencadenantes, desde puntos de sutura no reabsorbible hasta microchips5, pasando por AINEs o cisplatino8, por ejemplo.
SAPI, diagnóstico, pronóstico y tratamiento.
Pastor repasó el protocolo de diagnóstico y la regla del “1, 2, 3”[1],  la importancia de realizar un TAC para planificar una cirugía con éxito y los escasos parámetros con valor pronóstico de los que disponemos9. Fundamentalmente, sabemos que la cirugía conservadora es un factor pronóstico negativo, que la terapia  multimodal (cirugía + radioterapia + quimioterapia) es un factor positivo y que el grado histológico se correlaciona bien con el pronóstico6.
La cirugía radical es, hoy por hoy (y a falta de la opción radioterapéutica), la mejor herramienta de que disponemos para tratar los SAPI. Una cirugía con márgenes  superiores a 3 cm. proporciona un tiempo medio libre de recurrencia de 325 días, frente a los 79 días de una cirugía sin márgenes. Con márgenes de 5 cm el 90% de los pacientes están libres de recidiva un año después de la cirugía7.
El apoyo de la inmunoterapia oncológica.
Posteriormente, Marta León, de Merial, presentó la vacuna Oncept IL-2, compuesta por un vector viral (Canaripox) modificado para la producción y liberación de Interleucina 2 felina (IL-2). La IL-2 es una glicoproteína que producen los linfocitos T activados y que, entre otras cosas, estimula la respuesta inmunológica antitumoral. El objetivo de la vacuna es conseguir una enfermedad estable y se plantea como un adyuvante para la terapia convencional. Los resultados presentados por Merial indican una reducción del riesgo de recidiva del 56% a un año de la cirugía inicial.
Bibliografía

  1. Kass PH, Barnes WG Jr, Spangler WL, Chomel BB, Culbertson MR. Epidemiologic evidence for a causal relation between vaccination and fibrosarcoma tumorigenesis in cats. J Am Vet Med Assoc. 1993 Aug 1;203(3):396-405.
  2. Esplin DG, McGill LD, Meininger AC, Wilson SR. Postvaccination sarcomas in cats. J Am Vet Med Assoc. 1993 Apr 15;202(8):1245-7.
  3. Banerji N, Kanjilal S. Somatic alterations of the p53 tumor suppressor gene in vaccine-associated feline sarcoma. Am J Vet Res. 2006 Oct;67(10):1766-72.
  4. Martano M, Morello E, Buracco P. Feline injection-site sarcoma: past, present and future perspectives. Vet J. 2011 May;188(2):136-41.
  5. Daly MK, Saba CF, Crochik SS, Howerth EW, Kosarek CE, Cornell KK, Roberts RE, Northrup NC. Fibrosarcoma adjacent to the site of microchip implantation in a cat. J Feline Med Surg. 2008 Apr;10(2):202-5.
  6. Romanelli G, Marconato L, Olivero D, Massari F, Zini E. Analysis of prognostic factors associated with injection-site sarcomas in cats: 57 cases (2001-2007). J Am Vet Med Assoc. 2008 Apr 15;232(8):1193-9.
  7. Phelps HA, Kuntz CA, Milner RJ, Powers BE, Bacon NJ. Radical excision with five-centimeter margins for treatment of feline injection-site sarcomas: 91 cases (1998-2002). J Am Vet Med Assoc. 2011 Jul 1;239(1):97-106.
  8. Martano M, Morello E, Iussich S, Buracco P. A case of feline injection-site sarcoma at the site of cisplatin injections. J Feline Med Surg. 2012 Oct;14(10):751-4.
  9. Harari J. Prognostic Factors for Injection-Site Sarcomas in Cats. Compend Contin Educ Vet. 2008.
  10. Martano M, Morello E, Ughetto M, Iussich S, Petterino C, Cascio P, Buracco P. Surgery alone versus surgery and doxorubicin for the treatment of feline injection-site sarcomas: a report on 69 cases. Vet J. 2005 Jul;170(1):84-90.

[1] 1. Masa persistente más allá de los tres meses tras la inyección.
2. Masa mayor de 2 cm.
3. Masa que sigue aumentando de tamaño 1 mes después de la inyección.